Dolor y Cerebro

2017-02-16    |    sudeck, fibromialgia, neuropático, dolor, ictus

¿Qué es el dolor?

La IASP (International Association for the study of the Pain) define el dolor como una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada a una lesión de los tejidos real o potencial, o descrita como la ocasionada por dicha lesión.

¿Qué quiere decir la definición de la IASP?

Que la conexión entre el daño del tejido y el dolor no siempre es necesaria. La sensación dolorosa puede existir cuando se ha superado la fase del daño tisular como en el síndrome doloroso regional complejo o incluso en ausencia de un daño biológico real en la zona dolorosa como es el caso de la fibromialgia o los dolores neuropáticos de los pacientes que han sufrido un ictus.

Así es que el dolor y la lesión no siempre van de la mano.

¿Por qué puede haber dolor si ya no hay daño en el tejido?

Porque el dolor se genera en el cerebro. Al recibir la señal de “peligro” de los nervios periféricos, el cerebro analiza y procesa toda la información de nuestro cuerpo, el sentido del tacto, de la posición del cuerpo, de la temperatura… y puede responder con dolor o no, dependiendo del análisis que haga de toda esta información y de cómo la evalúe.

El martillazo provoca dolor porque el cerebro realiza una evaluación de la información que le llega y que le dice que hay tejido dañado. Este caso es bastante obvio pero el dolor neuropático es mucho más complejo ya que considerando que el dolor empieza en el cerebro éste depende de muchos aspectos del ser humano no solo físicos sino también mentales como la percepción de nuestro propio cuerpo o de cómo sepamos estar atentos al mismo. Vivimos en una sociedad donde nuestra mente recibe mucha información del exterior y pocas veces prestamos atención a lo que ocurre en nuestro cuerpo hasta que no sentimos el dolor. Eso conlleva enfermedades tan comunes como el dolor crónico de espalda donde un masaje sienta bien al momento pero a la larga el paciente verá que no es la solución.

Por lo tanto es el cerebro el que “decide” si tendremos dolor o no dependiendo de la información (contacto, presión, posición de las articulaciones…) que le llegue proveniente de nuestro cuerpo.

Cuando sufrimos dolor, tenemos una tendencia a bloquear la parte del cuerpo que duele.Bloqueamos la espalda para sentir menos dolor, por lo que fragmentamos (capacidad para mover varias articulaciones y partes de nuestro cuerpo a la vez con facilidad) menos nuestro cuerpo, enviando menos información al cerebro o la que llega no es coherente con las demás. Esta incoherencia provoca cambios plásticos en la estructura de nuestro cerebro y como consecuencia una alteración de la representación de nuestro cuerpo a nivel cerebral (“cuerpo virtual“). En todas las valoraciones de fisioterapia de los casos que presentan dolor neuropático se detectan alteraciones perceptivas del cuerpo (contacto, presión, sensación del peso del cuerpo, la posición en el espacio del cuerpo…) debido a que nuestro cerebro ha cambiado su representación y su esquema del cuerpo.

El dolor no provoca alteraciones perceptivas sino que las alteraciones perceptivas provocan el dolor, o lo que es lo mismo no percibir bien el cuerpo genera dolor. Entonces, ¿es importante trabajar durante los ejercicios la recuperación de la percepción del cuerpo? Está claro que si, es más, si se recupera esta capacidad de percibir el propio cuerpo, el dolor disminuye o desaparece.³

A continuación detallamos algunas de las expresiones de pacientes con dolor neuropático que han sido tratados en el Centro Perfetti las descripciones de las cuales son fundamentales para que el fisioterapeuta responsable pueda completar su valoración.

Paciente con Axonotmesis del nervio ciático poplíteo externo. 29 años

“Noto el pie frío, entumecido. El frío me llega a molestar. Como cuando estás en la nieve, que no lo puedes mover. El otro pie también está frío, pero noto las diferentes partes. En el derecho lo noto todo unificado, como un bloque”

Paciente con hemiplejia izquierda por Ictus Hemorrágico. 68 años

Al andar, la parte baja de la espalda está rígida. Me falta elasticidad al moverme, he perdido la sensación de la pelvis ligera de antes”

Paciente con Síndrome Doloroso Regional Complejo. 25 años

No puedo recordar las sensaciones de mi pie antes del dolor”  Siento agujas y alfileres, descargas eléctricas, cuando lo toco empeora”  Es como si mi tobillo estuviera bloqueado. La sensación es como si algo atravesara el tobillo, un cuchillo plantado en el tobillo”

Como vemos todas las descripciones hacen referencia a una alteración de la percepción de la zona afectada y ciertamente la pruebas realizadas en valoración confirman esta alteración. A la larga esta falta de fragmentación, puede generar una alteración en la capacidad de construir información con dicha parte del cuerpo, no sentiremos bien, no moveremos bien…

Al mismo tiempo, la representación corporal que tiene nuestro cerebro (el “cuerpo virtual”) se modificará .

Paciente con hemiplejia izquierda a causa de ictus hemorrágico. 67 años

Noto mi pierna como si fuera un trozo de madera”

Paciente con hemiplejia izquierda a causa de ictus isquémico. 71 años

No soy capaz de imaginarme mi brazo sin dolor”

Paciente con Axonotmesis del nervio ciático poplíteo externo. 29 años

“El dorso del pie no me lo imagino. Está difuso”

Estas descripciones de diferentes patologías completamente personales, únicas, emocionales y que caracterizan al paciente con dolor reflejan lo que los autores llaman una incongruencia entre la intención de movernos y el movimiento que somos capaces de realizar por lo que como consecuencia sentiremos el dolor.  Esta situación provocará lo que en términos científicos se llama “disfunción”, un desequilibrio que se da a nivel del Sistema Nervioso Central.

Nos encontramos entonces con un claro problema informativo entre cerebro y cuerpo, entre la intención de lo que quiere hacer y lo que realmente pasa por lo que durante la rehabilitación es fundamental poner en relación siempre el cerebro con el cuerpo y el cuerpo con el cerebro.

¿Pero cómo se hace una terapia para eso?

El fisioterapeuta especialista en poner en relación el cuerpo con el cerebro se llama fisioterapeuta neurocognitivo y tiene la función de conducir al paciente a la reconstrucción de la percepción del cuerpo del paciente.

Los ejercicios nacen de una previa valoración de cada caso. Los ejercicios permiten que el paciente dirija la atención al cuerpo para percibir la zona afectada generando nuevas experiencias que no se centren en el dolor. Cada ejercicio es un problema que el paciente debe resolver a través de su propio cuerpo mediante la activación de diferentes procesos mentales como la atención, la memoria, la capacidad para prever o anticipación, resolución de problemas, imaginación mental... Con cada ejercicio-experiencia creamos aprendizaje generando una reorganización del mapa cortical que modifica la manera de sentir de la zona afectada y como consecuencia modifica la forma de moverse del cuerpo llevando al paciente a una nueva sensación con menos dolor o incluso sin dolor.

            Por ejemplo si cerramos los ojos podremos saber en qué posición está exactamente nuestro brazo, si está estirado, doblado, hasta podemos saber a qué distancia de la mesa está. No nos hace falta mirar, nuestro cerebro con su “cuerpo virtual” es capaz de reconocer a través de las informaciones que le envía las diferentes partes del cuerpo.En el caso de un paciente con dolor neuropático de hombro o en la mano debido a un ictus el médico le habrá realizado alguna radiografia, le habrá hecho pruebas y le comentará que no tiene nada, que el dolor está en su mente pero en cambio se manifiestan los simptomas del dolor.

¿Entonces, cómo puedo relacionar la mente con el cuerpo en un caso de ictus?

A continuación vemos un par de ejercicios neurocognitivos dirigidos a relacionar el cuerpo con la mente para volver a reorganizar el mapa del cuerpo en nuestro cerebro. Evidentemente estos ejercicios no sirven para todos los casos, insistimos que es necesaria una valoración previa por parte del especialista.

El primero es un ejercicio de reconocimiento de superficies táctiles con la palma de la mano. El paciente deberá reconocer con los ojos cerrados qué superficie se le coloca debajo de la mano. Durante este ejercicio se deberá utilizar estrategias neurocognitivas como la percepción del tacto, la imagen motora del lado sano al lado afectado o el recuerdo de alguna experiencia previa a la situación dolorosa entre otras.


En segundo lugar vemos un ejercicio de reconocimiento de diámetros distintos donde el fisioterapeuta guiará al paciente físicamente y cognitivamente al reconocimiento de los diámetros. Igual que en el ejercicio anterior el paciente estará con los ojos cerrados y para reconocer qué circulo le traza el fisioterapeuta con el movimiento del brazo su cerebro deberá dirigir su atención al mismo. Durante este proceso el cerebro construye informaciones llamadas cinestesicas que permitirán elaborar un mapa del hombro que irá substituyendo poco a poco al dolor.


 

¡Si el dolor está en el cerebro… tratémosle adecuadamente!

¡Cada caso es diferente igual que cada persona es distinta!

Ángeles Pérez Fisioterapeuta del Centro Perfetti

Pide una primera visita de valoración llamando al 931929419

Bibliografía.

David S. Butler, G. Lorimer Moseley. Explicando el dolor. 2003 Editorial Noigroup Publications para NOI Australasia Pty Ldt.

Rizzello C. Il dolore e la construzione dell’informazione. Revista Riabilitazione Neurocognitiva. 2007

Romeo F. Corpo, metafora, dolore. Revista Riabilitazione Neurocognitiva. 2007

G.Lorimer Moseley, Herta Flor. Targeting Cortical Representations in the treatment of chronic pain: a review. Neurorehabilitation and neural repair. XX (X) I-7  2012

C. Perfetti, F.Pante, C. Rizzello, M. Zernitz e col. Il dolore come problema riabilitattivo. Editorial Piccin 2016

C. Perfetti, S.Chiappin. Un’emozione chiamata dolore. Editorial Turato Edizioni 2008



Tornar al llistat de notícies
Temes

No es tracta d'ensenyar el malalt a "moure", sinó de guiar perquè dirigeixi l'atenció cap a les diferents informacions provinents del cos.

Carlo Perfetti, Neuròleg

L'aprenentatge és la condició prèvia al procés de desenvolupament.

Vygotsky L.S, Psicòleg

El problema està en el cervell i no en el múscul. Fem servir el cervell del pacient.

Carlo Perfetti, Neuròleg
El nostre lloc web utilitza cookies per millorar els serveis que s'ofereixen. Si continua navegant, assumirem que accepta el seu ús